La importancia de mejorar el flujo de pacientes
6 junio, 2018
¿Los criterios de promoción académica promueven la colaboración?
12 julio, 2018

¿Pasamos más tiempo escribiendo en el ordenador o explorando a nuestros pacientes?

Los sistemas de historia clínica electrónica se han convertido en una parte integrante de nuestro sistema de atención médica, y su implementación ha implicado una mezcla de éxito y frustración. Al igual que con cualquier cambio en nuestra práctica clínica, la adopción de un sistema nuevo plantea nuevos desafíos. Según una encuesta de 2015 de la American Academy of Ophthalmic Executives, la mayoría de los encuestados no observó los ahorros de costos previstos, ni ninguna mejora en la eficiencia del flujo de trabajo relacionada con el uso de sistemas de Historia Clínica electrónica. En un artículo del Dr. Singh, especialista en retina de la Cleveland Clinic en, Ohio, este encontró que, pasaban menos tiempo hablando con sus pacientes después de la implementación de la historia informatizada. Además, los análisis realizados en este estudio publicado en JAMA Ophthalmology, no identificaron diferencias significativas en los ingresos o la productividad después de la conversión de la historia en papel a la electrónica, por lo que concluyeron que no se compensaron los costos de la implementación. La sensación de pasar más tiempo escribiendo en el ordenador que mirando al paciente, es algo cada vez más común en el día a día de una saturada consulta de retina. ¿Cómo se pueden mitigar estos aspectos negativos de la historia clínica electrónica? En opinión de los doctores Peter H. Tang y Theodore Leng, una solución es el uso de “escribanos clínicos” para escribir el dictado del médico. En numerosas prácticas de retina de gran volumen, la implementación de los escribanos ha aumentado significativamente la eficacia clínica y el volumen; Sin embargo, se deben considerar varios factores ya que, la mejora en la eficiencia clínica y el posterior aumento en el volumen del paciente deben ser adecuados para compensar el costo de los escribanos. En opinión de estos doctores, el uso de que escribamos en la consulta de oftalmología es una de los cinco mayores avances en las prácticas clínicas de retina, junto con los sistemas de vitrectomía microincisional, los sistemas de campo amplio, el OCT de alta resolución y la Angio-OCT.